Braulio Llamero

Bienvenido a la república independiente de mi página

«Historias divertidas, tiernas y con mucha información sutil»

Nuevo y elogioso comentario en Amazón sobre EL BURRO DEL RABO AMARILLO. Tras darle la máxima calificación, 5 estrellas, Paloma M. escribe:

«Será un libro para niños, pero me gusta para adulto. El cuento del burro es para analizar detenidamente, de como intentamos siempre entrar en la uniformidad y le transmitimos ese sentir a nuestros hijos, que se acaban viendo raros e imperfectos dadas nuestras observaciones. Es una historia preciosa para trabajarla nosotros, los padres, sobre lo que esperamos de nuestros hijos. Empatizo totalmente con el burrito, y aunque sus padres son los primeros en querer que sea como el resto, en lugar de enorgullecerse de como es, es precioso leer como hacen piña y van donde sea para ayudarle.

«Las demás historias son divertidas, tiernas y con mucha información sutil. El perro que quería ser peluquero y su manera de escalar puestos gracias a su intenio y constancia. Esa gallina que no podía dormir como el resto y encuentra una solución cómoda y placentera. Y no olvidemos esos niños que logran engañar a un mago.

«Braulio escribe desde la experiencia, pero no solo para niños, leamos entre líneas los padres y veamos todo lo que sus historias esconden».

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Información

Esta entrada fue publicada el 08/07/2012 por en EL BURRO DEL RABO AMARILLO.
Follow Braulio Llamero on WordPress.com

Categorías

Entradas recientes: Los Minicuentos

Dos ciempiés

Un ciempiés se presentó un día a las oposiciones de juez: -¿Qué cualidades tiene usted para tan alta función? -Puedo andar con más pies de plomo que nadie. Y aprobó. Otro ciempiés se presentó un día para ser futbolista. -¿Usted con los pies como va? -Al cien por cien. Y aprobó también.

  • 50.483 visitas
A %d blogueros les gusta esto: