Braulio Llamero

Mi sitio oficial

“Una lectura envolvente, emocionante…”

Un nuevo Blog, Matibscorner, dedica reseña a EL BESO DEL TIEMPO, con valoraciones como ésta:

“Con un dominio del lenguaje y una riqueza de vocabulario fabulosos, el lector encontrará en esta novela una lectura envolvente, emocionante y que exigirá la concentración del que la tenga en sus manos para quedarse con todos los matices”.

En su atenta lectura, la propietaria del Blog, realiza también un escelecente selección de algunos párrafos clave del libro. Como estos:

“No crecen las plantas, sombrío sin luz y sin agua; tampoco lo hace el poder, que halla su luz en la fiel obediencia, ciega si fuera preciso, y que logra su agua en la sangre de quienes se oponen, aunque sea tan sólo de pensamiento, pues son esos contrarios, y más aún si se atreven a expresar un pensamiento propio o diferente, los que introducen el germen de destrucción que es la duda paralizante” (pág. 119)

“Aunque el ser humano posee la facultad del deseo, del sueño y la voluntad; no pocas veces la vida contraría el deseo, traiciona los sueños y burla la voluntad ¿no es eso acaso lo que hemos dado en llamar destino?” (pág. 127)

“Pudiendo ser dueños de un mundo donde no existan reinos que busquen la destrucción, donde nada ni nadie turbe el silencio de un pueblo entregado a la ciencia ¿quién puede desear quedarse en Espera?” (pág. 154)

La reseña completa, se puede leer AQUÍ.

La novela se vende como ebook en Amazón o en esta misma web por 2,68 euros. También disponible en papel por 10 euros.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Información

Esta entrada fue publicada el 29/06/2012 por en EL BESO DEL TIEMPO.
A %d blogueros les gusta esto: